lunes, 17 de octubre de 2016

Copiar en los exámenes

Esto es una práctica habitual del país, del sistema: existen muchos Franciscos Correa. Todo el mundo copia en los exámenes -al que le cogen lo expulsan. A mí me cogieron y estoy aquí sentado en el banquillo. (Declaración de Fco. Correa ante el tribunal del caso Gürtel, 13/10/16).
 
Como señala el sociólogo Mariano Fernández Enguita en su blog Cuaderno de campo, "poca gente, desde luego, pasaría tan fácilmente de las chuletas escolares a la trama Gürtel, pero, salvando las distancias y sin perder de vista las proporciones, el argumento sí que merece alguna reflexión".

Huelga de educación contra la LOMCE (26 de octubre de 2016).

Organizaciones de estudiantes, de padres y del profesorado han convocado, tras un caótico comienzo de curso, una huelga contra la LOMCE para el 26 de octubre.  Aqui os dejo sus razones:

CEAPA: 10 porqués o razones para que padres y madres hagamos huelga contra las reválidas vaciando las aulas el 26 de octubre.

Sindicato de Estudiantes.

Sindicatos de profesores: (USTEA).

jueves, 26 de noviembre de 2015

Por una Reforma Educativa necesaria y respetuosa del magisterio

 "Por una Reforma Educativa necesaria y respetuosa del magisterio"

Escrito firmado por los participantes del XIII Congreso Nacional de Investigación Educativa, celebrado en la Ciudad de Chihuahua (México) entre el 16 y el 20 de noviembre de 2015.
Os dejamos unos fragmentos:
2. La reforma emprendida por la actual administración carece de un proyecto educativo que la guíe y le de sustento. Se reduce a un conjunto de modificaciones legales para la administración del sistema escolar. Se limita a regular las condiciones laborales del magisterio, a través de procedimientos de evaluación que, lejos de contribuir a la mejora docente, conforman un aparato abigarrado de control y vigilancia al que son sometidos, de manera vertical y autoritaria, las y los profesores en nuestro país.

3.     Los cambios se han realizado sin la participación ni la consulta debida a los maestros. Se les concibe como objetos y no como sujetos, actores imprescindibles en la transformación requerida. La reforma  se ha fincado en la estigmatización del magisterio. Con ello, no solo se perdió al actor principal de cambio en los procesos educativos, sino que se le desautorizó socialmente y se le condujo a una situación límite: someterse o perder el empleo.
4.     Además de tener un carácter punitivo, los criterios rectores y las prácticas de evaluación son imperfectas y poco confiables. El apresuramiento en su diseño y construcción han impedido una validación adecuada de las pruebas y existe una gran improvisación en la capacitación de evaluadores. En suma, no se garantiza un evaluación confiable y en cambio se ponen en juego las condiciones de vida de cientos de miles de maestras y maestros (...)

domingo, 22 de noviembre de 2015

Carta sin respuesta a la Inspección educativa. 2ª parte (y final)


A la atención de la Inspección educativa.

Estimado Sr.:
Después de más de dos meses de inútil espera de una respuesta a las consultas que le dirigí respecto a las consideraciones que incluían la reclamación recibida en junio, y que afectaban a los criterios de evaluación que vengo aplicando en mi labor docente, me dirijo a usted para manifestarle que considero que en la actuación de esta Inspección (incluyendo al inspector jefe y al delegado) ha habido dejación de sus funciones de asesoramiento, y, personalmente, una falta de consideración y respeto como trabajador (muy diferente al menos a la consideración que yo utilicé al dirigirme a ustedes). Además, y por esto especialmente me dirijo a ustedes ahora, esta reclamación, como ya ha pasado en otros centros, ha producido algunos “daños colaterales”, al convertirse sus consideraciones en nueva “normativa ad hoc” para el funcionamiento de nuestros Centros educativos.
Esta reclamación partía, en su origen, en el airado desacuerdo manifestado por un padre con mi criterio de evaluar negativamente a su hijo por falsificar sus pruebas escritas. Pero es mucho peor el hecho de que ahora estén haciendo ustedes de su criterio, una orientación o protocolo de actuación para futuras falsificaciones en los exámenes (así se ha transmitido desde esa Inspección a nuestro Equipo Directivo), haciendo que esta falta de honestidad académica sea directamente ignorada en la evaluación del alumnado. Según estas orientaciones, debemos valorar como no presentado al alumno/a que falsifique una prueba (induciendo a la falsedad en un documento público); y, además, en caso de evaluación final, no considerar la prueba escrita y, a diferencia de sus compañeros, valorar “sólo las actividades propuestas y la labor o el progreso desarrollado durante el curso”. Habría que explicar en esto último, según mi humilde opinión, tanto a padres como al alumnado, dónde queda para ustedes la honestidad académica, la igualdad de oportunidades y la objetividad evaluadora.
Por todo ello, y al quedarme sin saber qué justificaciones pedagógicas o normativas fundamentan sus resoluciones -y porque creo que debe prevalecer el interés del aprendizaje y evaluación objetiva del alumnado- seguiré aplicando (siempre en revisión crítica y en diálogo con mi alumnado) criterios de evaluación que valoren la honestidad y el trabajo diario y participativo.
Sin más que añadir, se despide atentamente...