sábado, 28 de junio de 2014

Propuestas para fomentar la participación democrática en la organización y funcionamiento del Centro (I).


Propuesta para fomentar el grado de participación democrática de todos los miembros de la comunidad educativa en la organización y funcionamiento del centro. Propuesta hecha por José Benito al Equipo Directivo para el próximo curso. Utrera, 24 de junio de 2014.
Es importante la implicación y respuesta del profesorado y del equipo directivo a las propuestas de las asambleas de los distintos sectores de la comunidad educativa (alumnado, P.A.S., familias...). Debemos fomentar las asambleas conjuntas y las conexiones con la comunidad local.
En esta primera parte queremos centrarnos en la participación del alumnado. El próximo curso queremos preguntarnos si realmente se escucha en nuestro centro la voz del alumnado en la toma de decisiones que afectan a su aprendizaje y convivencia.
La participación democrática no es “gestionar el consentimiento” a decisiones predeterminadas, es formar la experiencia de la ciudadanía. La democracia no es algo que se enseña, es algo que se practica. Escuchar en serio la opinión del alumnado, lo que nos dicen sobre su experiencia, es también una forma de ayudarles en su aprendizaje. La Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, de 1989, vinculó el derecho de los jóvenes a hablar sobre las experiencias y a ser oídos, así como su derecho a expresar sus ideas sobre las acciones que pudieran emprenderse en relación con ellos.

CONCRETANDO ALGUNAS DE LAS PROPUESTAS:

  • Encontrar formas de implicar a los alumnos en la toma de decisiones que afecten a su vida en el Centro. Esto implica ayudar a construir la experiencia de la ciudadanía en el alumnado.
    Algunas de estas formas de participación son: el desempeño de roles mediadores en la resolución de problemas; un plan de mentores entre compañeros; posibilitar un “tiempo de preguntas” para el alumnado hacia el Director del centro...
  • Fomentar la realización periódica de asambleas del alumnado en horario lectivo y accesible, y poner a su alcance los medios necesarios para su convocatoria, preparación y desarrollo. Dignificar la participación, atender en todo lo posible las propuestas planteadas en la asamblea.
  • Tomar en serio lo que diga el alumnado sobre su experiencia en las aulas, lo que les ayuda a aprender. Su participación ofrece visiones interesantes para la mejora de las prácticas docentes y las formas de aprendizaje.
  • Crear tiempos y espacios libres:; habilitar espacios específicos en el Centro para la reunión del alumnado (podría ser temporalmente un departamento); encontrar lugares que el alumnado pueda considerar como suyo y donde no se vea limitado por las reglas de los adultos; posibilitar en el horario tiempo de libre disposición para el desarrollo de actividades de aprendizaje no supervisadas. Crear una hora a la semana en la que los estudiantes puedan escoger una actividad. Potenciación de espacios de trabajo como la biblioteca y de actividades de entretenimiento y convivencia durante los recreos.
  • Garantizar el acceso a toda la información relativa a la organización y funcionamiento del centro (a través de nuestra página web o la creación de una cuenta para el alumnado en twitter o facebook).
  • Pasar de una evaluación del aprendizaje a una evaluación para el aprendizaje. Crear diálogos de grupo con el alumnado “desconectado”, atribuirles un rol o responsabilidad especial. Permitir la comprensión y la finalidad de las tareas, y por tanto, cierto control sobre las mismas. Oportunidades al alumnado para ejercer la autonomía. Medidas de integración del nuevo alumnado (atención al cambio de nivel educativo) y atención a los “bajones” en niveles intermedios o en los que no existen pruebas finales.

    Otra propuesta interesante que podríamos analizar es la del siguiente enlace: PROPUESTA DE MEDIDAS PARA FOMENTAR LA PARTICIPACIÓN DEMOCRÁTICA DE LA COMUNIDAD EDUCATIVA.