lunes, 9 de enero de 2017

Valoración del Plan de Éxito Educativo publicitado por la Consejería de Educación


VALORACIÓN DEL PLAN DE ÉXITO EDUCATIVO
Comunicación,Comunidad Educativa. CGT Educación.
Un Plan que parte de fuentes peligrosas o, como mínimo, cuestionables (Informe Mc Kinsey, OCDE, PISA, AGAEVE, José Antonio Marina...) no genera ninguna confianza.
El Plan de Éxito Educativo se presenta con una loa a Susana Díaz, nunca suficientemente ponderada. De ahí pasa a ensalzar la tiranía de la autoformación perpetua y a explicitar su objetivo esencial, que la titulación sea obtenida por la gran mayoría del alumnado: se consigue aburriendo al profesorado con papeles si suspende, con el plan de incentivos, con la inspección aprobando en los despachos, etc.
La justificación del Plan comienza elogiando que hoy tenemos las “personas más y mejor formadas, versátiles, polivalentes”, o sea, más flexibles y explotables. Señala que “la evolución social y el mercado laboral exige…”. No hay democracia si gobiernan los mercados. Reconoce que “gran parte de las y los jóvenes que están hoy en la escuela trabajarán en ocupaciones que todavía no existen”. Entonces, ¿para qué esa obsesión competitiva?
En los Datos de partida y diagnóstico se comenta que “la incorporación lo más temprana posible a la educación influye decisivamente en el éxito escolar”. Lo que garantiza personas más sanas en el futuro y una relación familiar mejor es que no haya que escolarizarlas tan pronto porque sus progenitores tengan que trabajar en vez de disfrutar de permisos de conciliación. Además de por el número de matriculaciones en Segundo Ciclo de Infantil, la Consejería debería preocuparse por cómo se hace: ¿en qué condiciones, con qué ratio, con cuántos profesores desfilando por el aula...?
Se ensalza el papel de “los equipos directivos en la coordinación y el pilotaje de procesos de mejora que conlleven mayores cotas de éxito”. Desgraciadamente, bastantes se han convertido en la voz de su amo, líderes pedagógicos (léase liderazgo político) que no dan clase, buenistas profesionales, Jefes de personal, no compañeros. Se permite la “elección, por parte de los directores y directoras, de su equipo directivo sin la restricción de que sus miembros tengan destino en el centro: ¿Fidelidad y vasallaje?
Se destaca la importancia de “equipos docentes cohesionados”. ¿Sin horas para reunirse y coordinarse, hundidos en burocracia y estándares? El concursillo va a ayudar mucho a la cohesión. También es importante “tener en cuenta las diferencias individuales de cada persona”. Obvio, pero con ratios demenciales, sin profesorado de apoyo ni desdobles es imposible.
Otro objetivo es “Priorizar las metodologías innovadoras y el desarrollo de proyectos eficaces para que los centros sean más dinámicos”. Muy bien, pero la tiranía del currículum y la presión de la Inspección y equipos directivos cortos de miras lo dificultan.
Menciona que al menos una vez al trimestre se reunirá “la comisión para la mejora de los rendimientos”. ¿Es un ente paralelo? ¿No hay suficiente con la evaluación que se hace cada trimestre y a final de curso?
Para la mejora de la provisión de vacantes propone que haya “Información Séneca para el profesorado participante en el concurso general de traslados, con información
relevante sobre los centros educativos, sus características, los programas que desarrollan y la especificidad de sus enseñanzas”. Divulgación en blogs y webs. Esto es un escaparate. Lo que se persigue es vender el centro, competir con los de alrededor.
Se plantea la “modificación del modelo de acceso a la función pública docente”. No dice cómo. Habla de una “fase de prácticas […] en centros seleccionados a tal efecto por sus buenas prácticas y sus proyectos innovadores”. ¿Solo esos van a tener a gente en prácticas? ¿No es más realista (por posible y por la impresión que saquen quienes están en prácticas) que la hagan en cualquier centro?
Se baraja la posibilidad de implantar una titulación de Grado de Profesorado de Educación Secundaria con varias especialidades por áreas o materias (generalistas de Secundaria) y la limitación de acceso a los estudios de determinados grados (¿eliminación de ciertas especialidades?). Se ha pasado de promover que haya pocos profesores en el primer ciclo de Secundaria (ámbitos) a quitarlos, aumentar el número de profesores distintos en Primaria y volver a promover los ámbitos en Secundaria. Eso es planificación.
Cuando se habla de “flexibilización de los horarios para posibilitar espacios de coordinación” tal vez se refiera a reuniones de departamento de 20 minutos y apaños de ese tipo.
Al tratar uno de los buques insignia de la Consejería, la expansión de la red de centros bilingües y plurilingües, no se dice que cada vez hay menos auxiliares de conversación y que se les paga con meses de retraso. Habrá encuentros anuales presenciales para quienes coordinen el Proyecto Lingüístico de centro. Les quitamos las horas de dedicación pero les pagamos un viaje, hotel y comidas interculturales.
Se apuesta por el “incremento de la presencia de la asesoría de formación”. Incremento de plantillas no, de esto sí. Se propone el “aumento de la presencia de orientadores y orientadoras en Educación Infantil y Primaria” (pedimos fijo uno por centro) y la “intervención en los centros con equipos multidisciplinares en los que participen educadores y trabajadores sociales”; que los ponga la Consejería, no fundaciones ni empresas externas.
En Educación de Adultos se dice que "se trabajarán metodologías activas basadas en el aprendizaje por tareas y proyectos." Es muy difícil en semipresencial y para la organización en presencial. Hablan de un mundo ideal, no de las deficiencias de la plataforma, en la que aún faltan temas y tareas por cargar. Es importante
señalar que la generalización de la semipresencial podría conllevar la reducción de profesorado. Nos parece interesante el "Incremento de la oferta para personas adultas con necesidades específicas: personas privadas de libertad, en riesgo de exclusión social, itinerantes o enfermas de larga duración”.
Al abordar el apoyo a la conciliación laboral y familiar, los derechos y condiciones laborales del personal de comedores escolares, aulas matinales y actividades extraescolares importan cero.

El mal llamado Plan de Éxito Educativo quiere serlo de éxito escolar, que no es lo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada